Cada vez más, nos movemos en una sociedad en la que la falta de tiempo para hacer las tareas cotidianas se está convirtiendo en un hecho, y buscamos la facilidad de poder hacer las cosas de forma rápida y sin que tengamos que complicarnos mucho la vida, y, aun así, obtener buenos resultados. Y es por ello que solemos recurrir a la comodidad y facilidad que supone disponer de los platos preparados, listos para calentar y servir. Como sabrás, nuestra selección de platos preparados abarca un gran abanico de productos en los que solo te tienes que preocupar de calentarlo y emplatarlo, desde los más tradicionales platos de cuchara, hasta las mejores propuestas para una celebración navideña por todo lo alto, pasando por nuestras deliciosas croquetas que están listas para freír, pero claro, para ello, ya no solo es calentar, hay que freírlas, y esto ya es un proceso un poco más “engorroso” por así llamarlo, no es algo tan simple como llenar una olla de agua y poner nuestros productos al baño maria, calentarlos en el microondas, o meterlos unos minutos en el horno. Por eso le hemos estado dando vueltas y hemos buscado la forma de simplificar este proceso con nuestras croquetas.

Ahora, no solo te ofrecemos las croquetas a punto para freír, sino que además también te las presentamos ya fritas. Las hacemos fritas en todas nuestras variedades: croqueta de queso de cabra con pipas y nueces, las de jamón ibérico, croqueta de pollo con cebolla caramelizada, las de bacalao con ajos tiernos, croqueta de salmón ahumado Carpier, croqueta de foie con ceps, croquetas de cocido, y las que recientemente hemos incorporado, las de chorizo con manzana, y las de gambas al ajillo. En Nova Gamma elaboramos nuestras croquetas de manera totalmente artesanal y siempre con productos de muy alta calidad, pensadas para satisfacer los paladares más exigentes.

La facilidad y rapidez de disfrutar de estas croquetas ya fritas hacen que puedas disfrutar de ellas en diversas situaciones en las que tener que ponerse a freír las croquetas ya nos supone un extra.

croquetas-fritas-sarten11024x683

Basta con calentar en una sartén a fuego bajo 3 minutos, sin aceite y dándoles la vuelta

Para ponernos en situación; imagina que tienes unos amigos para cenar en casa y has pensado en un poco de tapeo, un poco de jamón, un poco de Foie con frutas caramelizadas, unos chorizos a la sidra, unas costillas de ibérico con miel y mostaza, una patatas estilo bravas, un salteado de morcilla montado en unas crujientes tostas… todos ellos, productos que solo basta con calentar y emplatar, sin que tengas que perder mucho tiempo en la cocina y así disfrutar más de tus invitados, pues bien, si tienes que ponerte a freír croquetas ya se te rompe la simplicidad, ¿no? Ahí es donde entra en juego nuestras croquetas ya fritas, un delicioso plato más que presentar a tus invitados conservando el mismo rol que los platos anteriores, y claro está, con todo el sabor de unas croquetas caseras como son las nuestras.

Las opciones más recomendadas para calentar nuestras croquetas fritas son las siguientes:

croquetas-fritas-horno11024x683

Con el horno precalentado a 200° C y tan solo 3 minutos tendrás listas tus croquetas.

Bastará con 3 minutos. ya sea al horno a 200ºC. En una sartén a fuego lento y sin aceite, dándoles la vuelta, o incluso usando la opción de grill que traen los hornos microondas, dándoles también la vuelta.

croquetas-fritas-horno21024x683

Nuestra bandeja es apta para el horno, pero si quieres un calor mas uniforme sobre la croqueta te recomendamos ponerlas separadas en una bandeja de horno.

También nos queda siempre la posibilidad de comerlas tal cual, a temperatura ambiente, o dándole un pequeño calentón al microondas.

Aunque, sin lugar a dudas, está claro que si queremos disfrutar de unas croquetas artesanales en su máximo esplendor, con las características que ofrece la fritura en el momento de su consumo, estas han de freírse al momento, de esta manera podremos saborear a la reina por excelencia de las tapas “la Croqueta”.