Hace unos días os comentábamos en otra entrada de nuestro blog que en este 2016 nos encontramos en el año internacional de la legumbre y hacíamos un repaso a lo beneficiosas que son para nuestro organismo, y además, lo beneficiosas que son también para el planeta gracias a su bajo impacto medioambiental. Y hoy nos gustaría centrarnos mas en uno de nuestros platos leguminosos, las judías blancas con miso y verduras. Este plato esta elaborado bajo el principio de la cocina macrobiótica, esta técnica se basa en el principio oriental del equilibrio de las cosas (el ying y el yang) y en el caso de la alimentación macrobiótica se busca el equilibrio entre potasio (ying) y sodio (yang) que nuestro organismo es capaz de asimilar.

Así pues, la elección de ingredientes y sus proporciones son fundamentales para conseguir un equilibrio sano y saludable como son nuestras judías con miso y verduras.

Las judías blancas nos aportan una serie de beneficios para nuestro organismo como son su alto contenido en fibra, y el gran aporte en hierro, que es incluso superior al de las lentejas, aportan, además, gran cantidad de vitaminas del grupo B, lo que junto con el hierro las convierten en un alimento preventivo y paliativo de diferentes tipos de anemias.

judias-miso-vegetarianas-precocinados-novagamma

Judías Blancas con miso y verduras de Nova Gamma

Los hidratos de carbono de las judías blancas se caracterizan por que son de asimilación lenta, por lo que es ideal para personas diabéticas y aquellas con la curva de la glucosa invertida (que presentan bajadas bruscas de glucosa si no cuidan el tipo de hidratos que consumen).

Y el miso, gracias a que es un alimento elaborado a través de una fermentación láctica, este contiene enzimas que nos ayudan a digerir mas fácilmente los alimentos basados en legumbres o cereales, en este caso nos ayuda a digerir mejor las judías blancas. También mejora nuestra flora intestinal y contiene un alto valor nutricional rico en proteínas y grasas de alta calidad de origen vegetal.

Por tanto, con este plato conseguimos el equilibrio nutricional perfecto entre las judías, un producto de proximidad y de primera calidad, y el miso, el aporte de los aromas de Asia y su equilibrio para nuestro cuerpo.

Así son nuestras judías con miso y verduras, una mezcla de cocina tradicional mediterránea con un toque oriental que no te dejara indiferente.